ESP
lunes, 20 de noviembre de 2017
“La estancia en Colombia ha sido una gracia especial de Dios para mí”
- Por: Juan Inazio Sudupe
11/09/2017 - 1400 Visitas


Juan Inazio Sudupe, salesiano sacerdote, nos cuenta son vivencia en la experiencia de Voluntariado en Ciudad Don Bosco de Medellín en Colombia y su acompañamiento a jóvenes voluntarios durante este verano.


Ya ha pasado un mes largo desde mi estancia de este verano en la Ciudad Don Bosco, en Medellín (Colombia). Las emociones y recuerdos permanecen vivos. También el deseo de seguir colaborando desde aquí.

Acudí a Medellín el 3 de Julio, enviado por Jóvenes y Desarrollo y por la Animación Misionera de la Inspectoría SSM, con la misión de acompañar un grupo de voluntarios, conocer de cerca Ciudad Don Bosco y colaborar en la medida de lo posible con esta obra salesiana.

Ha sido maravillosa la convivencia con los voluntarios provenientes del País Vasco (Jokin y Borja, Xandra y Oihane, Ianire y Andrea), Navarra (Blanca), Murcia (Diego y María) y varios jóvenes de Austria, Alemania y Bélgica.  Doy gracias a estos jóvenes por su generosidad y buen hacer.

La comunidad salesiana de Ciudad me acogió maravillosamente y me sentí en casa desde el primer momento. En casa y dispuesto a colaborar en los diversos proyectos de Ciudad y en la parroquia que la comunidad atiende en el barrio de Aures-Robledo. Los educadores de Ciudad me hicieron parte de su equipo, especialmente Rafa, James y Leyre.

Ciudad Don Bosco es una gran obra salesiana a favor de los chicos y chicas que han sufrido menoscabo o violación de sus derechos.  Chicos y chicas que han padecido abandono, abusos sexuales, fracaso escolar, utilización para el microtráfico de droga o la violencia… Historias muy duras. Y un gran esfuerzo para reconstruir la propia vida en un clima de familia y confianza, siguiendo la pedagogía preventiva salesiana. Personas con una gran “resiliencia”, capacidad o deseo de superar situaciones límites…

He acompañado a los voluntarios, especialmente en los proyectos “Derecho a Soñar” y “Construyendo Sueños” en el CAPRE “Derecho a Soñar” trabaja preventivamente en cuatro barrios altos de Medellín. Los equipos están integrados por expertos en pedagogía, psicología, dietética y trabajo social. Los voluntarios colaboran en organización de activides recreativas, refuerzo escolar, visitas a la familias… Se trabaja mañana y tarde con grupos de niños y adolescentes de estos barrios con gran riesgo de marginalidad. Se busca evitar que estos niños se incorporen al consumo de drogas, al microtráfico o a las bandas criminales, que controlan los barrios, a base de extorsionar el pequeño comercio, o a través del monopolio de la venta de droga.

Espero que sea definitivo el proceso de paz en que Colombia está empeñada. Junto con Jokin y Borja, en el CAPRE acompañé a unos 60 muchachos y muchachas desmovilizados de la guerrilla o de los paramilitares. Jóvenes que han combatido y han visto la muerte de cerca, que han perdido familia y amigos en la lucha armada. Jóvenes que miran hacia adelante y buscan rehacer sus vidas, con la ayuda de Dios y de los magníficos salesianos y educadores que les acompañan: La pedagogía de la confianza, el compromiso, la seriedad en el estudio (Gracias a los excelentes educadores del CEFAR) y el aprendizaje de un oficio, arriba en Ciudad… obran maravillas y han contribuido ya a la reinserción social de más de 2000 jóvenes ex-combatientes en los últimos años.

El proyecto de Ciudad incluye además, el Patio Don Bosco para muchachos callejeros, un centro escolar reconocido, amplias propuestas de formación técnico-profesional, con inserción laboral, una empresa de producción metálica y de impresión. Además acompaña a los hijos de los mineros en Amagá, después de acabar con el trabajo de niños en las minas hace pocos años. Un trabajo serio y comprometido con los más necesitados de la sociedad.

Me he sentido muy bien acogido en Colomnia. “Apañado” desde el principio, a gusto… Me duele que al hablar de Colombia afloren los tópicos de la droga y la violencia. Yo he visto gente muy alegre, muy trabajadora. Creo que la sociedad tiene ilusión, a pesar de la violencia y la corrupción que parecen permear la vida cotidiana.  Hay mucha ilusión para alcanzar una paz duradera y avanzar en la justicia social.

La estancia en Colombia ha sido una gracia especial de Dios para mí como salesiano sacerdote. En el trato cotidiano con las personas y en los sacramentos, he sido testigo e instrumento del perdón de Dios y de su fuerza para rehacer vidas humanas que conocen los bajos fondos de la existencia.He experimentado la fuerza de la fe en “mi Dios”, como dicen los jóvenes del CAPRE, no en “Dios” a secas, sino en “mi Dios”.

He aprovechado la visita a Colombia para acercarme a Ecuador y visitar a Inazio Arrieta, salesiano de Azkoitia y comprobar personalmente la excelente labor de la Casa Campesina de los Salesianos de Cayambe, en unos proyectos de agricultura ecológica de mujeres indígenas. ¡¡Una maravilla!! También pude visitar a mis familiares de Cali (los descendientes de Miguel Sudupe) en un encuentro muy hermoso.

Estos días he procurado seguir la visita del Papa Francisco a Colombia. He escuchado testimonios preciosos de reconciliación, y perdón. La vida cristiana y salesiana se insertan en esta dinámica de paz, que incluye la ayuda a los jóvenes cuyos derechos han sido vulnerados, especialmente en el conflicto armado.  Los salesianos apuestan claramente por los jóvenes más necesitados. De ello me siento orgulloso. En ello me siento comprometido.


Kolonbiako Medellinen boluntario udan


Aurtengo udan Juan Inazio Sudupe salestar azkoitiarra, Kolonbian izan da, Medellin hirian, salestarren Ciudad Don Bosco proikektuak ezagutu eta laguntzen, uztailaren 3tik abuztuaren 6ra arte. Euskadiko sei gazte boluntariorekin batera egon da. Esperientzia bikaina izan da, berak eta boluntarioek adierazi dutenez.

Bake prozesua aurrera doa Kolonbian. Gobernuak eta FARC gerrilak bakea sinatu zuten, eta ELN taldeak gobernuarekin tregua luzea adostu berri du. Hala ere gizartean injustizia batzuk ikusten dira, ustelkeria handia dago, drogen kontsumoak gora egin du, narkotrafiko txikia ere nabarmena da, eta auzoetan talde biolentoek ezartzen dituzte euren legeak eta muga ikustezinak. Dena dela, ilusioa da nagusi Medellinen eta garai bateko biolentzia eta bortizkeria gainditzen ahalegintzen ari dira.

Arriskuan dauden ume eta gazteekin egiten dute lana “Ciudad Don Boscon” Salestarrek. Gaztetxo hauek eskubide zapalketak jasan dituzte, bortxaketak, delituak, … Salestarrak gaztexoak onartu eta etorkizunerako bideak zabaltzen ahalgintzen dira; ikasketak, ofizio bat ikastea, lanaren munduan sarrera bilatzeko laguntza eskainiz. Familia giro egokia lortu da eta gazteek beren zauriak sendatu eta aurrera egiteko aukera ona izaten dute.

“Ciudad Don Bosco”k Medellineko auzo pobreenetan ere prebentzio lana egiten du, hango ume eta gaztetxoei laguntza eskainiz: eskola errefortzua, psikologoen babesa, gizarte langilea eta dietista izaten dira auzoetako lantaldeetan. Auzo hauetako batzuk arriskutsuak dira, baina jendeak badaki euren umeen aldeko lanean ari garela eta ez digute oztoporik jarri. Proiektuaren atal honi “Amets egiteko eskubidea” programa esaten diote.

Gainera, Juan Inazio, gerrilari izandako gazteen etxean egon da laguntzen, CAPRE edo “Ametsak eraikitzen” programan. Han bizi diren 64 gazteek, 17-18 urte inguruko neska eta mutilek, egoera oso gogorrak bizi izan dituzte, gerrilan edo paramilitarretan. Askori gertuko edo familiako jendea hiltzea esijitu diete. Gazte hauek “erresilientzia” handia daukate, hau da, egoera larrietan ere aurrera egiteko asmoa eta indarra. Euren etorkizuna prestatzen  ari dira, ikasketak eta ofizio bat lantzea medio. Lehen pausua gazteak baldintzarik gabe onartzea da eta konfiantza eta konpromisoan heztea, pixkanaka bakea lor dezaten eta aurrera egiteko moduan egon daitezen. Kolonbiako Gobernuak asmoa sendoa dauka gazte hauei aurrera egiten laguntzeko. Adin txikikoak izanik, ez zaie deliturik leporatzen, eta gerrilariak bergizarteratzeko aukerak ematen ari dira. Gazte hauekin izandako esperientzia benetan hunkigarria izan da.

Horretaz gain, Ekuadorreko Cayamben Juan Inaziok salestarrek zuzentzen duten Casa Campesina bisitatu du. Han garapen proiektu ugari lantzen ari dira. Horien artean, Azkoitiko herriak eta udalak diruz laguntzen duten bat: Emakume indigenen nekazaritza ekologikoa. Proiektu hori oso ondo ari da funtzionatzen, eta hango jendearen eskerrona ekarri dugu Azkoitira, eta laguntzen jarraitzeko eskaria.

Cali hirian bizi diren Sudupe familiakoekin ere topaketa atsegin bat izan du Juan Inaziok. Miguel Sudupek familia handia sortu zuen Kolonbian, eta haiek bisitatzeko aukera aprobetxatu du.

Egun hauetan Frantzisko Aita Santua Kolonbian dabil. Hango bake prozesuari laguntza handia emango diola espero dugu. Salestarrak han arriskuan dauden gazteen alde egiten ari diren lana oso ona da. Merezi du guk ere babestea.

Más momentos de esta experiencia DESDE ESTE ENLACE.

Adjuntos
Escribe un comentario
Buscador

 
Últimas Noticias

Del 15 al 17 de noviembre ha tenido lugar la séptima edición de la reunión de responsables y gestore ...
Orientadores de todos los centros de la Inspectoría se reunieron el pasado viernes 17 de noviembre e ...
Alumnos de Salesianos Urnieta han estado pasando unos días en los albergues de Fuenterrabia y Segura ...
Juan Carlos Pérez Godoy, presidente de Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG), clausuró el Congreso Em ...
Las asociaciones de María Auxiliadora de Madrid y el Consejo de Zona Centro acudieron el pasado 9 de ...
Si realmente nos creyéramos eso de que nos vamos a morir, seguramente haríamos las cosas de otra man ...
 

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad